Uncategorized

Cultura Venezuela | ‘Fueron 60 días de un intenso diálogo, con luces y sombras’: el balance del equipo facilitador de la Iglesia católica

En este pronunciamiento, el equipo facilitador se refirió a la segunda etapa de la mesa de diálogo, la cual “será decisiva para ir realmente delineando el camino de transformación que necesita nuestro país”.

Hay que recordar que el pasado viernes 16 de septiembre, representantes de los movimientos sociales aglutinados en la Alianza Pueblo Unido por la Vida, Alianza Nacional del Pueblo Organizado, y el Bastión de Lucha del Oriente Chiricano, junto con autoridades del Órgano Ejecutivo, llegaron a un consenso en torno al octavo tema de la agenda consensuada, identificado como mesa intersectorial y de seguimiento, que marcó el cierre de la primera fase del diálogo por Panamá, y da paso a una segunda etapa

“Haber estado sentados por casi 50 días en estos dos meses es el principal logro. Ha sido el primer paso de lo que puede ser un gran camino en nuestro país, el inicio de una cultura de paz y de diálogo para lograr una verdadera transformación del país”.

Este es parte del balance que hizo la Iglesia católica este domingo 18 de septiembre de 2022 en torno a la culminación de la primera fase de las conversaciones que mantuvieron grupos sociales del país con el Ejecutivo, en la provincia de Coclé.

En estas reuniones, que surgieron a raíz de la ola de protestas ocurridas en julio pasado, la Iglesia católica actúo de facilitadora. “Fueron 60 días de un intenso diálogo, con luces y sombras, con momentos difíciles y duras críticas de parte y parte, pero también con esperanzadores momentos de avance en la mesa única de diálogo”, resaltaron los facilitadores de esta primera etapa, en un comunicado.

“Desde un primer momento surgieron posiciones encontradas sobre el rol de la Iglesia católica en este proceso, sin embargo, en todo momento, a pesar de ciertas incomprensiones, se intentó siempre ser puente entre las partes y facilitar el diálogo que se estaba desarrollando, sin emitir juicios ni apoyar a uno u otro sector”, se expresó en un comunicado.

En este pronunciamiento, el equipo facilitador se refirió a la segunda etapa de la mesa de diálogo, la cual “será decisiva para ir realmente delineando el camino de transformación que necesita nuestro país”.

Hay que recordar que el pasado viernes 16 de septiembre, representantes de los movimientos sociales aglutinados en la Alianza Pueblo Unido por la Vida, Alianza Nacional del Pueblo Organizado, y el Bastión de Lucha del Oriente Chiricano, junto con autoridades del Órgano Ejecutivo, llegaron a un consenso en torno al octavo tema de la agenda consensuada, identificado como mesa intersectorial y de seguimiento, que marcó el cierre de la primera fase del diálogo por Panamá, y da paso a una segunda etapa.

En ese sentido, el equipo facilitador de la Iglesia católica reiteró que esta segunda fase está abierta a la participación de todos los representantes de la sociedad.

La Iglesia católica concluía el mensaje reiterando “su compromiso de acompañar cada aspecto de este nuevo peldaño en el combate a la inequidad, la exclusión social, y la corrupción en la que todos, de una u otra forma tenemos responsabilidad”.

Información en desarrollo…

MÁS INFORMACIÓN