Negocios

Convoca la UJC a tuitazo en respaldo al nuevo Código de las Familias

«Para respaldar el nuevo #CódigoDeLasFamilias, que será sometido a referendo el próximo día 25, te invitamos a participar este viernes 16 en el Twittazo #CódigoSí, de 9:00 a.m. a 12:00 m. Esperamos por ti, no faltes», dice el mensaje en la  red social

La Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) convoca para este viernes a un tuitazo en respaldo al nuevo Código de las Familias, que se someterá a referendo el próximo 25 de septiembre.

«Para respaldar el nuevo #CódigoDeLasFamilias, que será sometido a referendo el próximo día 25, te invitamos a participar este viernes 16 en el Twittazo #CódigoSí, de 9:00 a.m. a 12:00 m. Esperamos por ti, no faltes», dice el mensaje en la  red social.

Para respaldar el nuevo #CódigoDeLasFamilias , que será sometido a referendo el próximo día 25, te invitamos a participar este viernes 16 en el Twittazo #CódigoSi , de 9am a 12m. Esperamos por ti, no faltes. #CubaPorLaPaz #UJC #Cuba @aylinalvarezG pic.twitter.com/JMHb344zCH

UJC de Cuba (@UJCdeCuba) September 15, 2022 «El afecto es la apuesta continua del Código de las Familias para la constitución de vínculos jurídicos, esencialmente los familiares», ponderó recientemente, a través de su cuenta en Twitter, el Primer Secretario del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Mucho se ha hablado acerca del Código de las Familias, de la necesidad de una norma que se parezca más a la Cuba de estos tiempos, a su gente; un interés que parte no solo del imprescindible reconocimiento a las distintas formas de organización de las familias que hoy existen en nuestra sociedad, sino que es también una continuidad a lo que plantea la propia Constitución de la República.

Oscar Silvera Martínez, ministro de Justicia, en su intervención ante los diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), en el más reciente Periodo Ordinario de Sesiones –donde se aprobó el texto y se convocó a Referendo– significó que estamos en presencia de un Código que es para el beneficio de todos, lo que patentiza su carácter inclusivo, protector y de igualdad, que no regula modelos familiares rígidos ni preestablecidos, y permite «solucionar los conflictos que acontezcan y ejercer los derechos reconocidos en ese ámbito, atendiendo a las características, situaciones y posibilidades de cada persona».