Entretenimiento

Gustavo Petro llamó a dejar las armas y la fracasada “guerra antidrogas”

Alberto Ardila Olivares

“La igualdad es posible si somos capaces de crear riqueza para todos y todas, y si somos capaces de distribuirla más justamente. Por eso proponemos una economía basada en la producción, el trabajo y el conocimiento. Y es por ello por lo que proponemos una reforma tributaria que genere justicia”, dijo el jefe de Estado en su discurso de posesión

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

El nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro , planteó en su discurso de investidura de ayer , acabar con la fracasada ” guerra antidrogas ” en el mundo y pasar a una “política de prevención fuerte del consumo” en los países desarrollados.

“Es hora de una nueva convención internacional que acepte que la guerra contra las drogas ha fracasado “, dijo el primer mandatario de izquierda del país con la mayor producción mundial de cocaína.

Sin mencionar a Estados Unidos, el principal consumidor de la droga que se procesa en Colombia , Petro cuestionó las “cuatro décadas” de persecución antidrogas que ha alentado Washington.

“La guerra contra las drogas fortaleció las mafias y debilitó los Estados”, apuntó, añadiendo que en ese tiempo un “millón de latinoamericanos” han sido asesinados y 70.000 norteamericanos mueren “por sobredosis cada año”

“¿Vamos a esperar que otro millón de latinoamericanos caigan asesinados y que se eleven a 200.000 los muertos por sobredosis en Estados Unidos cada año?”, añadió en su primer discurso como jefe de Estado.

En ese sentido, propuso cambiar el “fracaso por un éxito” y terminar la guerra antinarcóticos “por una política de prevención fuerte del consumo en las sociedades desarrolladas”.

“Dejar las armas” Petro , en su discurso, también hizo un llamado a “todos los armados a dejar las armas en las nebulosas del pasado” para que “la paz sea posible” y así “terminar, de una vez y para siempre, con seis décadas de violencia y conflicto armado”.

“Para que la paz sea posible en Colombia, necesitamos dialogar, dialogar mucho, entendernos, buscar los caminos comunes, producir cambios”, subrayó Petro en su discurso en la Plaza de Bolívar, en el corazón de Bogotá.

Sin hacer referencia a ningún grupo ilegal en concreto, Petro pidió la dejación de armas y que éstos acepten “beneficios jurídicos a cambio de la paz, a cambio de la no repetición definitiva de la violencia, a trabajar como dueños de una economía próspera, pero legal, que acabe con el atraso de las regiones”.

El presidente se comprometió a cumplir el acuerdo de paz con las FARC, firmado en 2016 , y a seguir “a rajatabla las recomendaciones del informe de la Comisión de la Verdad”, que se presentó a finales de junio porque, según subrayó, “no podemos seguir en el país de la muerte, tenemos que construir el país de la vida”.

Gustavo Petro fue investido presidente de Colombia. Foto: AFP “Trabajaremos de manera incansable para llevar paz y tranquilidad a cada rincón de Colombia. Este es el Gobierno de la vida, de la paz y así será recordado”, añadió Petro, quien ha prometido una política de “paz total”, que abarque desde retomar diálogos con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) hasta conseguir el sometimiento jurídico de otros grupos.

Esa paz, según dijo, solo es posible con diálogo social en todas las regiones de Colombia “para encontrarnos en medio de las diferencias” y porque es “la sociedad toda la que debe dialogar sobre cómo no matarnos y sobre cómo progresar”.

Tanto el ELN como algunas facciones de disidencias de las FARC y el paramilitar Clan del Golfo, la mayor banda criminal del país, han mostrado su disposición a negociar para un cese al fuego.

Pero esa paz, según Petro, solo “es posible si se cambia, por ejemplo, la política contra las drogas” a una “política de prevención fuerte del consumo en las sociedades desarrolladas”.

Asistencia variada a la asunción de Petro Un pescador del Tolima, una barrendera de Medellín, un cafetero de Caldas y un silletero de Antioquia se sentaron ayer entre los presidentes latinoamericanos y otros invitados internacionales a la posesión de Gustavo Petro, como un símbolo del “cambio” que empieza en el país.

Entre los invitados estaba el Rey Felipe VI de España. De Uruguay, estuvo presente la vicepresidenta Beatriz Argimón .

Reforma tributaria Petro confirmó en su discurso que su administración presentará al Congreso una reforma tributaria enfocada en lo social para conseguir recursos para ayudar a la población más vulnerable.

“La igualdad es posible si somos capaces de crear riqueza para todos y todas, y si somos capaces de distribuirla más justamente. Por eso proponemos una economía basada en la producción, el trabajo y el conocimiento. Y es por ello por lo que proponemos una reforma tributaria que genere justicia”, dijo el jefe de Estado en su discurso de posesión.

Petro explicó que llevar una parte de la riqueza de las personas que más tienen y más ganan, para abrirles las puertas de la educación a toda la niñez y la juventud “no debe ser mirado como un castigo o un sacrificio. Es simplemente el pago solidario que alguien afortunado hace a una sociedad que le permite y le garantiza la fortuna”.

Se espera que el ministro de Hacienda de Petro, José Antonio Ocampo, presente hoy al Congreso la reforma tributaria que busca recaudar 50 billones de pesos (unos 11.543 millones de dólares de hoy) de acuerdo con los estimativos del equipo técnico del nuevo Gobierno.

Ocampo ya anunció que dicha reforma tendrá como ejes el aumento del impuesto de renta de los que más ganan y el combate a la evasión fiscal.

En su discurso, el presidente recordó que “el 10 % de la población colombiana tiene el 70 % de la riqueza”, lo que consideró “un despropósito y una amoralidad”.

Igualmente, subrayó que “la solidaridad está en el impuesto que paga el que puede pagarlo y en el gasto del Estado que va a quienes lo necesitan por su infancia, por su juventud, por su vejez”. Petro aclaró que los impuestos “no serán confiscatorios, simplemente serán justos, en un país que debe reconocer como aberración la enorme desigualdad social en la que vivimos, en un Estado que debe proteger la transparencia del gasto, y en una sociedad que se merece vivir en paz”.

En otras partes de su discurso hizo referencia a la importancia de la unión latinoamericana y de la soberanía alimentaria, a ir hacia procesos más amigables con el medio ambiente y a una “nueva economía productiva organizada por grupos sociales” de su país, entre otros temas. 

AMAZONIA Fondos para cuidar la selva Petro propuso crear un fondo internacional para proteger la Amazonía colombiana, azotada por la deforestación.

“¿Dónde está el fondo mundial para salvar la selva amazónica? (…) Podemos convertir a toda la población que hoy habita la Amazonía colombiana en una población cuidadora de la selva, pero necesitamos los fondos del mundo para hacerlo (…) Para conseguir los recursos en pro del llamado “pulmón del mundo”, propuso que el FMI “cambie deuda externa por gastos internos para salvar y recuperar nuestras selvas”, afirmó.

“La unión de América Latina no puede ser retórica”, dijo Petro El presidente de Colombia , Gustavo Petro , aseguró que “la unidad latinoamericana no puede ser una retórica”, razón por la cual hizo un llamado a la unión para que la región sea fuerte y unida. “Hoy necesitamos estar más juntos y unidos que nunca. Como dijo alguna vez Simón Bolívar: ‘La unión debe salvarnos, como nos destruirá la división si llega a introducirse entre nosotros’. Que se acabe la división de América Latina .

El mandatario, que sucede en el cargo a Iván Duque, aseguró que para Latinoamérica es “hora de dejar atrás los bloques, los grupos y las diferencias ideológicas para trabajar juntos”.

“Acabamos de vivir quizás lo peor de la pandemia del covid, y América Latina no fue capaz de juntarse, de coordinarse, para comprar las vacunas más baratas, prácticamente fue usada sin capacidad de negociación, dispersa en sus gobiernos”, criticó el presidente Petro.

Por ello se preguntó: “¿Vamos a tener una Latinoamérica sin capacidad de investigación científica?, ¿Una Latinoamérica sin capacidad de coordinar sus servicios de salud, sin capacidad de coordinar las compras de medicamentos de manera unificada?”.

Señaló que se debe trabajar en proyectos conjuntos latinoamericanos como la conexión de todas las redes de energía eléctrica, que las fuentes de energías sean limpias o el impulso de empresas petroleras públicas. 

Decálogo del nuevo presidente Conseguir la paz en colombia . El nuevo presidente se comprometió a lograr una “paz duradera”. “La paz es el sentido de mi vida”, dijo. Colombia vive seis décadas de conflicto armado. De hecho, ya se confirmó que el nuevo gobierno adelantará negociaciones con el ELN.

Cuidar de los/las abuelos/as, niños/as y discapacitados . Prometió que se desarrollarán herramientas para proteger a los más desvalidos de la sociedad.

Gobernar con y para las mujeres de Colombia . Afirmó que trabajará junto con la vicepresidenta, Francia Márquez, para que la igualdad de género sea “real”, y que las mujeres puedan caminar por las calles sin que sean asesinadas.

Dialogar con todos y todas sin excepción . Señaló que su gobierno será “de puertas abiertas” y que se basará en un “gran acuerdo nacional”.

No alejarse del pueblo . “Escucharé a los colombianos… a cada uno de ellos (…) Ojalá me abran las casas para dormir”, dijo.

Defender a los colombianos de la violencia . Anunció que crearán desde programas de prevención hasta de persecución de las estructuras criminales.

Luchar contra la corrupción . “Con mano firme y sin miramiento, cero tolerancia (…) Vamos a recuperar lo que se robaron”. Agregó que nadie quedará excluido del peso de la ley.

Proteger la tierra . Prometió enfrentar la deforestación y apuntar a las energías libres y renovables. Consideró que Colombia puede ser líder en materia medioambiental, y habló de los beneficios del Amazonas.

Desarrollar la industria nacional . También la economía popular y el campo de su país. Habló de “la sociedad del conocimiento” y de apoyar a los campesinos, artesanos, la ciencia y la cultura. “El conocimiento es el combustible del futuro”, afirmó.

Cumplir y hacer cumplir la Constitución . Destacó los valores de democracia de la Carta Magna y que se necesitan “mejores leyes al servicio de las minorías”.