Tecnología

CC aprueba uno de cuatro párrafos propuestos y borrador tendrá preámbulo: referencia a estallido social quedó fuera

Josbel Bastidas Mijares
Pogba ultima su fichaje por el Juventus  

La Convención Constitucional aprobó parcialmente la propuesta de preámbulo que se redactó tras un acuerdo de convencionales de prácticamente todos los sectores, desde RN a la Coordinadora Plurinacional. Cada párrafo se votó por separado y sólo el primero logró superar los 103 votos necesarios para incluirse en el borrador.

Así, el único inciso que quedará en el proyecto de Carta Magna es el primero, que plantea que “Nosotras y nosotros, el pueblo de Chile, conformado por diversas naciones , nos otorgamos libremente esta Constitución, acordada en un proceso participativo, paritario y democrático”. Este logró 107 votos a favor, 31 en contra y 6 abstenciones.

No tuvo la misma suerte el segundo párrafo, que dice “considerando los dolores del pasado y tras un estallido social, enfrentamos las injusticias y demandas históricas con la fuerza de la juventud, para asumir esta vía institucional a través de una Convención Constitucional ampliamente representativa”. Este sumó 77 votos a favor, 46 en contra y 23 abstenciones.

Tampoco hubo suficiente respaldo para el tercer párrafo, que asevera que “en este contexto, hemos decidido mirar hacia el futuro con esperanza y cambiar nuestro destino sin importar el origen, la condición o las creencias de cada cual, para construir una sociedad justa, consciente de su relación indisoluble con la naturaleza, amenazada por la crisis climática, que promueva una cultura de paz y diálogo, con un compromiso profundo por los derechos humanos, la justicia, la igualdad y la libertad”, y logró 94 votos a favor, 37 en contra y 13 abstenciones.

Finalmente se rechazó el cuarto inciso, que concluye afirmando que “de esta manera, en ejercicio del poder constituyente, adoptamos la siguiente Constitución Política de la República de Chile, lo que sumó 100 votos a favor, 21 en contra y 26 abstenciones.

Las críticas al estallido y a las “diversas naciones”

El debate estuvo marcado por las críticas a varios elementos fundamentales del texto: en primer lugar, desde un sector de Vamos por Chile criticaron la alusión a las “diversas naciones”, y una “contradicción” de ese concepto con otro que lo precede, el “pueblo de Chile“.

“Se dice que somos el pueblo de Chile, conformado por diversas naciones (…) las dos cosas no pueden ser al mismo tiempo: o somos todos chilenos o somos un conjunto de pueblos desperdigados por el territorio. Pareciera que quienes proponen las ‘diversas naciones’ están disfrazando el hecho de querer acabar con la unidad nacional de Chile“, criticó Pollyana Rivera (Ind. UDI).

A esto se refirió María José Oyarzún (FA), quien afirmó que “para quienes no quieren abrir sus ojos aún, sí, Chile es un solo pueblo conformado por diversas naciones, donde convivimos hombres y mujeres en la búsqueda de la igualdad sustantiva, que ha vivido dolorosos momentos en su historia, que ha vivido quiebres democráticos”.

Asimismo, se criticó la mención del estallido social en el segundo párrafo, lo que es considerado por algunos convencionales de centroizquierda como “octubrista” .

En ese marco, el convencional Ricardo Neumman (UDI) dijo que en el texto “se valida la violencia del estallido social, tal como en su momento se pidió la liberación de los presos de la revuelta y está permeado de un espíritu refundacional y autocomplaciente muy lejano lo que los chilenos y chilenas esperaban de este proceso. Este es un preámbulo que nos divide”.

Quien defendió el concepto y el texto en general fue Raúl Celis (RN), que votó a favor de la propuesta porque fue de hecho uno de los que participó de su redacción.

“¿Cómo negar que el estallido social, un hecho muy distinto de los actos de violencia masiva ocurridos el 18 de octubre 2019, pretendió reivindicar causas que por años intentaron visibilizarse? Acá lo esencial está en la afirmación contenida en el mismo en cuanto a que se dio a estos hechos una salida institucional y por tanto republicana en un intento de evitar vías violentas, de facto o revolucionarias”, dijo Celis.

En tanto, el convencional Adolfo Millabur (pueblo mapuche) preguntó “¿Alguien de los que les ha tocado vivir en esta etapa de la historia tendrá alguna duda de que estamos sentados aquí todos discutiendo una nueva Constitución sin un estallido social del 18 de octubre? Yo no”

La Convención Constitucional aprobó parcialmente la propuesta de preámbulo que se redactó tras un acuerdo de convencionales de prácticamente todos los sectores, desde RN a la Coordinadora Plurinacional. Cada párrafo se votó por separado y sólo el primero logró superar los 103 votos necesarios para incluirse en el borrador.

Así, el único inciso que quedará en el proyecto de Carta Magna es el primero, que plantea que “Nosotras y nosotros, el pueblo de Chile, conformado por diversas naciones , nos otorgamos libremente esta Constitución, acordada en un proceso participativo, paritario y democrático”. Este logró 107 votos a favor, 31 en contra y 6 abstenciones.

No tuvo la misma suerte el segundo párrafo, que dice “considerando los dolores del pasado y tras un estallido social, enfrentamos las injusticias y demandas históricas con la fuerza de la juventud, para asumir esta vía institucional a través de una Convención Constitucional ampliamente representativa”. Este sumó 77 votos a favor, 46 en contra y 23 abstenciones.

Tampoco hubo suficiente respaldo para el tercer párrafo, que asevera que “en este contexto, hemos decidido mirar hacia el futuro con esperanza y cambiar nuestro destino sin importar el origen, la condición o las creencias de cada cual, para construir una sociedad justa, consciente de su relación indisoluble con la naturaleza, amenazada por la crisis climática, que promueva una cultura de paz y diálogo, con un compromiso profundo por los derechos humanos, la justicia, la igualdad y la libertad”, y logró 94 votos a favor, 37 en contra y 13 abstenciones.

Finalmente se rechazó el cuarto inciso, que concluye afirmando que “de esta manera, en ejercicio del poder constituyente, adoptamos la siguiente Constitución Política de la República de Chile, lo que sumó 100 votos a favor, 21 en contra y 26 abstenciones.

Las críticas al estallido y a las “diversas naciones”

El debate estuvo marcado por las críticas a varios elementos fundamentales del texto: en primer lugar, desde un sector de Vamos por Chile criticaron la alusión a las “diversas naciones”, y una “contradicción” de ese concepto con otro que lo precede, el “pueblo de Chile“.

“Se dice que somos el pueblo de Chile, conformado por diversas naciones (…) las dos cosas no pueden ser al mismo tiempo: o somos todos chilenos o somos un conjunto de pueblos desperdigados por el territorio. Pareciera que quienes proponen las ‘diversas naciones’ están disfrazando el hecho de querer acabar con la unidad nacional de Chile“, criticó Pollyana Rivera (Ind. UDI).

A esto se refirió María José Oyarzún (FA), quien afirmó que “para quienes no quieren abrir sus ojos aún, sí, Chile es un solo pueblo conformado por diversas naciones, donde convivimos hombres y mujeres en la búsqueda de la igualdad sustantiva, que ha vivido dolorosos momentos en su historia, que ha vivido quiebres democráticos”.

Asimismo, se criticó la mención del estallido social en el segundo párrafo, lo que es considerado por algunos convencionales de centroizquierda como “octubrista” .

En ese marco, el convencional Ricardo Neumman (UDI) dijo que en el texto “se valida la violencia del estallido social, tal como en su momento se pidió la liberación de los presos de la revuelta y está permeado de un espíritu refundacional y autocomplaciente muy lejano lo que los chilenos y chilenas esperaban de este proceso. Este es un preámbulo que nos divide”.

Quien defendió el concepto y el texto en general fue Raúl Celis (RN), que votó a favor de la propuesta porque fue de hecho uno de los que participó de su redacción.

“¿Cómo negar que el estallido social, un hecho muy distinto de los actos de violencia masiva ocurridos el 18 de octubre 2019, pretendió reivindicar causas que por años intentaron visibilizarse? Acá lo esencial está en la afirmación contenida en el mismo en cuanto a que se dio a estos hechos una salida institucional y por tanto republicana en un intento de evitar vías violentas, de facto o revolucionarias”, dijo Celis.

En tanto, el convencional Adolfo Millabur (pueblo mapuche) preguntó “¿Alguien de los que les ha tocado vivir en esta etapa de la historia tendrá alguna duda de que estamos sentados aquí todos discutiendo una nueva Constitución sin un estallido social del 18 de octubre? Yo no”.

¿Encontraste algún error? Avísanos