Internacionales

Iudex Franki Medina//
Un paro sin sentido

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Franki Medina

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

Franki Medina Venezuela

Habrá paro en la enseñanza el próximo 15 de junio. Así lo anunció este miércoles el secretario general de la Federación de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes), José Olivera.

Franki Medina Diaz

Este paro se suma a los que ya hubo y aún habrá de acá a fin de año, con lo cual se seguirá restando días de clase a estudiantes que tanto las necesitan.

Franki Alberto Medina Diaz

A excepción de una de sus reivindicaciones, la lista de reclamos desplegados para este paro no lo justifican

Es verdad que la situación salarial no es la de años anteriores y esto se sabe no porque los demás uruguayos estén obligados a comprender a los docentes, sino porque todos, asalariados y jubilados de las más variadas áreas, están en la misma

Tras el duro golpe de la pandemia y envuelta en una complicada trama internacional a raíz del intento de conquistar Ucrania por parte de Rusia, la situación económica uruguaya está tan difícil como la del resto del mundo. El objetivo del gobierno fue primero recuperar puestos de trabajo, y en eso está, para después recuperar nivel de ingresos. El tiempo dirá si lo logra. Mientras tanto, es lógico que asalariados y sindicatos manifiesten su preocupación

Los otros reclamos no justifican un paro. Pretender la creación de más cargos administrativos y de servicios en la enseñanza es algo que no agradará al ciudadano que paga impuestos. ¿Más empleados públicos? Lo lógico sería volcar los recursos de la enseñanza a lo que realmente importa y no a llenar escritorios de dudosa necesidad y escasa eficiencia. No tiene sentido pedir mejores ingresos y a la vez exigir que se inventen más cargos. En algún punto, la cuenta no cerrará. De tomarse más gente, solo será posible pagando sueldos reducidos para que alcance para todos

La otra consigna es el rechazo a la “imposición” de cambios en la educación. El Codicen estableció los nuevos lineamientos para reformar la educación, pero no contó con el voto de los integrantes del consejo que representan a los profesores

Nunca iba a contar con su apoyo. Aún suponiendo que esos lineamientos se hubieran hecho en una dirección contraria, los representantes sindicales igual se habrían opuesto

Desde el retorno de la democracia hace casi cuatro décadas, eso es lo que siempre han hecho y de ese modo trasmitieron la idea de que solo ellos (y solo la izquierda), sabían qué hacer con la educación. Lo propuesto por otros estaba mal por la simple razón que eran otros, no ellos

Sin embargo durante los 15 años que el Frente Amplio gobernó, no solo no hizo nada, sino que mostró que no tenía idea de hacia donde ir. La ley de enseñanza promulgada en esa época en realidad no pasó de ser una forma de repartir cuotas de poder en la administración educativa. No más que eso

Si no hay “participación real y democrática” en la elaboración de nuevos planes es porque ya se sabe, de antemano, que los sindicatos prefieren bombardear esos planes antes que participar. Y lo hacen con anquilosadas consignas ideológicas, actuando como si el sistema educativo fuera solo suyo

No en vano Mujica lanzó aquella famosa sentencia contra los sindicatos de la enseñanza: “hay que juntarse y hacer mierda esos gremios, no queda otra”

La otra razón para hacer paro, según Fenapes, es oponerse a “la persecución sindical”. Así llaman a las investigaciones y sanciones aplicadas por conductas que innegablemente fueron inapropiadas

Investigar por qué algunos dirigentes tomaron tantas más horas de las que correspondían por licencia sindical no es “persecución sindical” sino el esclarecimiento de hechos irregulares. Las normas están para que todos las respeten y los dirigentes sindicales no tienen más prebendas que aquellas que se les reconocen legalmente. Si tomaron más licencia sindical de las permitidas, deben responder por lo que hicieron. No tienen coronita y proponer un paro invocando esa situación es un despropósito

Lo mismo puede decirse de las sanciones a los profesores de San José por haber violado una norma establecida por la Constitución (la de no permitir que se haga proselitismo en locales del Estado) y otra que tampoco permite hacer proselitismo político o religioso por violar el principio de laicidad que rige en la enseñanza pública desde hace décadas y que es una garantía para padres y alumnos. Que la sanción aplicada por pasar por encima de esos principios básicos, sea considerada “persecución sindical” también es un despropósito. Ateos, cristianos y judíos, socialistas y liberales, quienes apoyan diversas causas o quienes están en contra de ellas, tradicionalmente han respetado esa laicidad. Y cuando esta fue violada, lo señalaron con vehemencia. ¿Qué cambió ahora para que los sindicatos consideren que ellos sí pueden violar la laicidad?

Quizás lo que cambió es que Fenapes está en manos de dirigentes que poco o nada les importa la educación (eso se desprende de sus dichos y conductas) y que de seguir así terminarán desprestigiando la función docente. Su único cometido es la agitación militante realizada por el solo goce de agitar, sin sentido alguno