Uncategorized

Cultura Venezuela | Condenan a excoronel del régimen de Assad a cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad en un fallo histórico. Víctimas dicen que falta “un largo camino”

Fondo de Valores Inmobiliarios, Empresario, Businessman, Banquero, FVI, Constructor

“A medida que nuestros investigadores siguen recolectando evidencia de las atrocidades de Assad y rastreando a los funcionarios del régimen en Europa, esperamos ver más juicios de este tipo en el futuro cercano”, indicó la declaración de CIJA

(CNN) –– Un tribunal de Alemania condenó a un excoronel del Ejército de Siria a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional, en el primer juicio por tortura contra el régimen del presidente Bashar al-Assad.

Anwar Raslan, un alto funcionario del régimen, lideró la unidad de investigación en un destacado centro de detención de Damasco conocido como Branch 251. Este jueves, lo declararon culpable de todos los cargos en su contra. El tribunal lo declaró coautor de al menos 4.000 casos de tortura, 27 asesinatos y dos casos de agresión sexual.

Anwar Raslan (a la izquierda) llega a la sala de una corte en Koblenz, Alemania occidental, el 13 de enero de 2022 para el último día del juicio en el que fue condenado a cadena perpetua.

Los jueces describieron los crímenes como sistemáticos y parte de las prácticas que durante décadas ejecutó el régimen de Assad.

Una condena histórica contra el régimen de Assad La corte decidió que Raslan no tendría la posibilidad de salir anticipadamente de prisión. El Centro Europeo de Derechos Humanos y Constitucionales, que representó a los demandantes conjuntos, informó inicialmente lo condenaron por 30 cargos de asesinato y cinco casos de violencia sexual, antes de revisar sus cifras.

El otro acusado en el juicio de Raslan, Eyad al-Gharib, un funcionario subalterno que también se desempeñó en la instalación, fue condenado en febrero de 2021 por ayudar e incitar a la tortura y la privación de libertad como crímenes de lesa humanidad. Actualmente cumple una condena de cuatro años y medio.

publicidad Raslan es el funcionario de más alto rango del régimen Assad al que condenan por tortura, ejecuciones extrajudiciales y violencia sexual, que se cree cometieron sistemáticamente miembros de las fuerzas de Assad. Desertó del régimen sirio en 2012 y huyó del país. También negó todos los cargos en su contra.

“Una victoria para las víctimas” Joumana Seif, abogada siria que forma parte del equipo legal de los demandantes, fue una de las personas que esperaron fuera del juzgado desde las 6 a.m. para escuchar el veredicto. “Es un reconocimiento real del sufrimiento [de los sobrevivientes]”, dijo a CNN cuando salió la noticia de la condena. Su voz se entrecortó por lo que ella describió como lágrimas de alegría. “Con suerte, esto restaurará su fe en la justicia”.

Yasmen Almashan, una activista siria, espera este jueves afuera del juzgado en Koblenz, en el oeste de Alemania.

“[La cadena perpetua] era lo mínimo que pudimos haber hecho por ellos”, dijo Yasmen Almashan, señalando las fotografías de sus cinco hermanos que desaparecieron en el sistema penitenciario de Assad. “Este es solo el primer paso de un largo camino hacia la justicia”.

“Estoy feliz porque esta es una victoria para la justicia”, dijo Anwar al-Bounni, abogado sirio de derechos humanos y exprisionero político. “Me alegra porque es una victoria para las víctimas sentadas dentro [de la sala de la corte]. Estoy feliz porque es una victoria para las víctimas en Siria que no pudieron llegar aquí”, añadió.

El fallo histórico ocurre mientras el régimen de Assad ––acusado de matar a miles de civiles con armas convencionales y químicas–– ha estado reparando los lazos diplomáticos con antiguos enemigos regionales, como los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita. Estados Unidos y la Unión Europea han criticado a sus aliados árabes por aceptar a Assad en la región. Pero, también han dicho que pueden hacer poco para detener el acercamiento.

La activista siria Samaa Mahmoud muestra una foto de su tío, Hayan Mahmoud, mientras ella y otras personas esperan afuera del juzgado en Koblenz, Alemania occidental, este jueves.

“Máximo dolor” La corte de la ciudad alemana de Koblenz escuchó casi 100 testimonios, según los abogados que representan a los demandantes. Varios sobrevivientes de tortura en la Branch 251 subieron al estrado y enfrentaron cara a cara con su presunto agresor. Hicieron relatos detallados de abusos físicos y psicológicos. También de celdas severamente hacinadas donde fueron privados de comida, agua y tratamiento médico.

Una testigo no identificada describió que la examinaron desnuda y la golpearon en el centro de detención. Detalló su encuentro con Raslan después de que la llevaran con la ropa rasgada por la agresión. Indicó que él ordenó que le quitaran la venda de los ojos y le ofreció café. Al día siguiente la trasladaron a otro distrito y la liberaron. Esto según un resumen de sus interacciones con Raslan que elaboró el Centro Europeo de Derechos Humanos y Constitucionales.

Wassim Mukdad, otro de los demandantes y un músico sirio que vive en Berlín, dijo que lo golpearon en las plantas y los talones de los pies y en las rodillas durante los interrogatorios. “Sabían exactamente cómo infligir el máximo dolor”, dijo a la corte.

Raslan (derecha) gesticula en la sala del tribunal de Koblenz, después de su sentencia,

En sus declaraciones finales, los demandantes pronunciaron emotivos discursos. Durante sus palabras, elogiaron al tribunal y reprendieron a Raslan por negar los cargos en su contra. Se cree que más de 100.000 personas han sido secuestradas, detenidas o desaparecidas en Siria, dijo Naciones Unidas. Y uno de los demandantes criticó el proceso judicial por excluir las desapariciones forzadas de los cargos.

El demandante Hussein Ghrer recordó que sus captores en el centro de detención dijeron que “desaparecería detrás del sol”. Le dijo al tribunal que para sus seres queridos era como el gato de Schrödinger, que aparecía vivo y muerto al mismo tiempo. Dijo que lo “desterraron de la vida sin morir”.

“Independientemente de cuánto tiempo [Raslan] estará en prisión, tendrá un reloj cerca de él, verá el sol y sabrá cuándo sale y cuándo se pone”, le dijo Ghrer a la corte. “Tendrá atención médica cuando la necesite, y recibirá visitas de familiares que sabrán cómo está, al igual que él sabrá cómo están ellos”.

Condena culmina décadas de evidencia contra el régimen de Assad El juicio de Raslan se considera la culminación de casi una década de evidencia que recopilaron activistas y abogados que buscan responsabilizar al régimen de Assad por presuntos crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad.

En los primeros años de la agitación en Siria que resultó en guerra, que comenzó en 2011, voluntarios conocidos como “cazadores de documentos” sacaron de contrabando cientos de miles de documentos de las instalaciones abandonadas del régimen. Muchos dijeron que desafiaron una avalancha de balas y cohetes para obtener documentos que sirvieron como evidencia en las investigaciones contra el régimen.

En 2013, un desertor cuyo nombre en clave era César pasó de contrabando decenas de miles de fotografías de prisioneros presuntamente torturados hasta la muerte en las cárceles de Assad. Las imágenes también hicieron parte de la evidencia en el juicio histórico.

El abogado Patrick Kroker, en el centro, y los demandantes Wassim Mukdad, a la izquierda, y Hussein Ghrer, a la derecha, responden a preguntas de periodistas fuera del tribunal en Koblenz, Alemania, al comienzo del juicio en abril de 2020.

Abogados y activistas se han comprometido a continuar buscando el procesamiento de funcionarios actuales y anteriores del régimen implicados en delitos. En Alemania, Raslan y Gharib fueron arrestados bajo el principio de jurisdicción universal. Este otorga a un estado jurisdicción sobre delitos contra el derecho internacional, incluso si estos no ocurrieron dentro de ese estado.

La Comisión para la Justicia Internacional y la Responsabilidad (CIJA, por sus siglas en inglés) también presentó pruebas ante el tribunal. Y acogió con satisfacción lo que describió como una “condena histórica” ​​este jueves. En ese sentido dijo que era “una medida de justicia de importancia crítica para los sobrevivientes y las víctimas del régimen sirio”.

“A medida que nuestros investigadores siguen recolectando evidencia de las atrocidades de Assad y rastreando a los funcionarios del régimen en Europa, esperamos ver más juicios de este tipo en el futuro cercano”, indicó la declaración de CIJA.

“Nuestros pensamientos están con nuestros colegas sirios cuyo trabajo clandestino desinteresado detrás de escena del conflicto más peligroso del mundo continúa alimentando investigaciones y juicios en Europa“, añadieron.

¿Por qué el proceso no ocurre en la Corte Penal Internacional? El régimen sirio no puede ser juzgado en la Corte Penal Internacional porque no hace parte de ella. Siria podría ser investigada por la CPI si el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas lo remite. Pero, Rusia y China bloquearon un intento anterior para hacerlo.

En julio de 2021, un fiscal alemán acusó a un médico del régimen sirio, Alaa Mousa, de quemar los genitales de al menos un preso. Su juicio comienza en Frankfurt este mes.

“Todos estamos de acuerdo en que esto solo puede ser un primer paso”, dijo Patrick Kroker, abogado del Centro Europeo de Derechos Constitucionales y Humanos que representa a los demandantes conjuntos, en una conferencia de prensa el lunes. “Hay órdenes de arresto internacionales aún pendientes contra personas de mayor rango y esperamos y exigimos que se ejecuten.

“No habrá refugio seguro en el mundo para estas personas”, sostuvo. Crímenes de Guerra Delitos de lesa humanidad Régimen Bashar al-Assad