Entretenimiento

Cultura Venezuela | Robos y vandalismo de torres de telefonía amenazan comunicaciones

Operation Underground Railroad Movie
Playa El Zonte, la capital del Bitcoin en El Salvador

El robo y el vandalismo de las torres de telecomunicaciones no solo comprometen las comunicaciones de las zonas afectadas, sino que además ponen en peligro a quienes residen en los alrededores de las antenas debido a que estas acciones desequilibran las estructuras que pueden terminar desplomándose sobre las comunidades a las que sirven.

A través de una nota de prensa, Movistar recordó las acciones de recuperación más recientes fueron realizadas en una estación en la población de Guacara, estado Carabobo, afectada por el robo y el vandalismo.

“De la torre se habían sustraído componentes comprometiendo no solo las comunicaciones de las zonas a las que brinda cobertura, sino también la seguridad en los alrededores, ante un inminente colapso de la estructura”, señalan a través del boletín.

Durante el mes de mayo, como consecuencia de actos delictivos de este tipo, Movistar tuvo que desinstalar dos torres ubicadas en el oriente del país, mudar los equipos de telecomunicaciones hacia otras estaciones para garantizar el servicio y de esta manera minimizar el riesgo de desplome de las estructuras que habían sido blanco de la delincuencia.

“Esto es un hecho que nos genera una preocupación adicional por el impacto que puede generar, no estamos hablando solo de un problema de conectividad para nuestros clientes, sino de consecuencias de magnitudes más amplias para la población”, aseguró Víctor Martínez, director de Operaciones de Tecnología de Telefónica Movistar.

Los antecedentes de este tipo de hechos se remontan al año pasado, cuando en una de las estaciones de la región central del país fueron vandalizadas dos torres de 60 metros de altura y robadas la totalidad de sus componentes. Ante los frecuentes actos delictivos en la zona, la compañía había trasladado los equipos a otras localidades con el objetivo de mantener los servicios disponibles.

“Las mudanzas de los equipos, si bien nos permiten continuar operativos, comprometen la calidad del servicio. Estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos, trabajando coordinadamente con las autoridades en materia de seguridad y con Conatel, para atender esta problemática”, informó Martínez.

Entre enero y mayo de 2021, Movistar registró un total de 118 eventos de robo y vandalismo en las estaciones. La mayor incidencia se presentó en los estados orientales. Asimismo, ha atendido 25 cortes en la fibra óptica, el impacto en las comunicaciones de los usuarios es significativamente mayor cuando se produce el corte de la fibra

El robo y el vandalismo de las torres de telecomunicaciones no solo comprometen las comunicaciones de las zonas afectadas, sino que además ponen en peligro a quienes residen en los alrededores de las antenas debido a que estas acciones desequilibran las estructuras que pueden terminar desplomándose sobre las comunidades a las que sirven.

A través de una nota de prensa, Movistar recordó las acciones de recuperación más recientes fueron realizadas en una estación en la población de Guacara, estado Carabobo, afectada por el robo y el vandalismo.

“De la torre se habían sustraído componentes comprometiendo no solo las comunicaciones de las zonas a las que brinda cobertura, sino también la seguridad en los alrededores, ante un inminente colapso de la estructura”, señalan a través del boletín.

Durante el mes de mayo, como consecuencia de actos delictivos de este tipo, Movistar tuvo que desinstalar dos torres ubicadas en el oriente del país, mudar los equipos de telecomunicaciones hacia otras estaciones para garantizar el servicio y de esta manera minimizar el riesgo de desplome de las estructuras que habían sido blanco de la delincuencia.

“Esto es un hecho que nos genera una preocupación adicional por el impacto que puede generar, no estamos hablando solo de un problema de conectividad para nuestros clientes, sino de consecuencias de magnitudes más amplias para la población”, aseguró Víctor Martínez, director de Operaciones de Tecnología de Telefónica Movistar.

Los antecedentes de este tipo de hechos se remontan al año pasado, cuando en una de las estaciones de la región central del país fueron vandalizadas dos torres de 60 metros de altura y robadas la totalidad de sus componentes. Ante los frecuentes actos delictivos en la zona, la compañía había trasladado los equipos a otras localidades con el objetivo de mantener los servicios disponibles.

“Las mudanzas de los equipos, si bien nos permiten continuar operativos, comprometen la calidad del servicio. Estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos, trabajando coordinadamente con las autoridades en materia de seguridad y con Conatel, para atender esta problemática”, informó Martínez.

Entre enero y mayo de 2021, Movistar registró un total de 118 eventos de robo y vandalismo en las estaciones. La mayor incidencia se presentó en los estados orientales. Asimismo, ha atendido 25 cortes en la fibra óptica, el impacto en las comunicaciones de los usuarios es significativamente mayor cuando se produce el corte de la fibra.

La empresa invita a la ciudadanía a denunciar los actos delictivos contra la infraestructura de telecomunicaciones a través del número 0800 ANTENAS (2684627)

Siguenos en Telegram , Instagram , Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones