Política

Héctor Schamis: Régimen de Maduro es una entidad narco-criminal

ND / 5 jul 2019 – El exencargado de negocios de EEUU en Venezuela, Héctor Schamis, aseguró este viernes que Venezuela está gobernada por un régimen apoyado en diferentes organizaciones ilícitas, esto lo afirmó tras conceder una entrevista a  Demo Amlat .

¿Cuál es la influencia que el régimen iliberal cubano tiene en la dictadura de Venezuela? “Directa, explícita y perversa. Todavía hoy hay 22.000 cubanos allí. El otro día Raúl Castro cometió el error de relaciones públicas de reconocer “nunca nos iremos de Venezuela, seguiremos haciendo lo que estamos haciendo” y reconoció que había 20.000, más de 20.000, dijo, trabajadores cubanos. Son muchos más, 20.000 solamente son los oficiales de inteligencia, que controlan la documentación, los aeropuertos, el padrón electoral, la custodia de Maduro, quien no confía en los propios militares venezolanos. Y todo eso a cambio de una relación parasitaria donde Cuba exporta petróleo sin tener petróleo porque recibe petróleo subsidiado de Venezuela, consume una fracción y reenvía el resto al mercado a precio de mercado. En ese contexto una de las preguntas fundamentales de Venezuela es ¿hasta cuándo se quedarán los cubanos? ¿Hay una manera de sacarlos? Mientras estén ahí es muy difícil la caída del régimen de Venezuela“.

¿Por qué hay algunos países del Grupo de Lima que consideran que la solución de la crisis venezolana debe ser negociada con Cuba? “En parte es sensato eso. Si el objetivo es que se haga una transición pacífica los cubanos tienen que salir de ahí. Tiene que negociarse la protección a ELN (Ejército de Liberación Nacional), la protección a grupos irregulares, la protección que le otorgan a los grupos parapoliciales, los paramilitares, los colectivos son eso, andan en motocicleta. Pero tal vez eso sea una expresión de deseos, los cubanos no parecen estar dispuestos a eso. Cuba nunca promovió la democracia en ningún lugar del mundo, por empezar en Cuba, y en ningún lugar del mundo promovió una transición democrática. Esa es la posición ahora de Canadá también, inexplicablemente, decir “Cuba es fundamental y va a promover…”, Cuba es fundamental para negociar que se vayan. Que libere, es un territorio ocupado. Si todavía hay 22.000, en algún momento hubo el doble de oficiales militares cubanos en Venezuela. Entonces la ecuación es esa. Hasta ahora no parece ser el caso que vaya a ser pacífica. Sí ese es el deseo de todos. Pero también hay otras hipótesis que el derecho internacional prevé, permite el uso de la fuerza, permite la responsabilidad de proteger, la intervención internacional humanitaria. Si se quiere producir una transición en Venezuela no se puede descartar a priori ninguna opción, porque eso es decirle al régimen y a Cuba, “quedénse tranquilos, cuando ustedes dispongan”. Y “cuando ustedes dispongan” es nunca. La influencia es directa, y el grupo Lima, en ese sentido, que tuvo buenos reflejos, en algunas instancias con respecto al caso Venezuela, también en los últimos tiempos con el agregado de ese “pacífico, pacífico, pacífico”, es un mensaje a la administración Trump, para decirles “estamos en desacuerdo”. Pero bueno, no hay que estar de acuerdo. El problema fundamental que es cognitivo con Venezuela, que tiene que ver con que no es una entidad política el régimen de Maduro, es una entidad narco-criminal. Se lo compara con las dictaduras del Cono Sur, con las dictaduras del mundo comunista. No, eso era político e ideológico. A la hora de negociar, la negociación fue política y fue por espacios de impunidad, de amnistías. Muchos países lo han hecho, no todos. Los abusadores de derechos fueron impunes y amnistiados. Hay de todo en la historia de las transiciones. Pero esta es una transición que debe ocurrir desde una organización criminal que controla el aparato del Estado. Eso nunca lo hemos visto. Entonces no podemos usar los instrumentos analíticos de las transiciones a la democracia, en América latina, en Europa oriental, en Europa del sur, etc. Ese es el problema que hay con Venezuela. Es como el asaltante de bancos que se queda con los rehenes, y está rodeado, no se va a rendir fácilmente. Esto es el país entero como un aguantadero, y los venezolanos, con hambre, con enfermedad, sin luz, sin agua, son los rehenes. Ante eso estamos, tenemos que innovar en la manera cómo conceptualizamos esa transición, no es la transición a la democracia de los ´80 o los ´90 en América latina o en Europa, nada que ver con eso. El contrabando de petróleo, la cocaína, esa es la realidad. Si quieren comparar con alguien comparen las guerras por el recurso en los países africanos, la guerra entre diferentes world lords por el control del recurso. Eso es lo que hay hoy: quién tiene el petróleo, quién tiene el oro, la minería ilegal, por dónde sale, a quién hay que arreglar, quiénes son los socios, quiénes son los narcos, dónde están las plantaciones. Cuántos hay del ELN, los recursos valuables, repartidos entre diferentes organizaciones ilícitas. Es un régimen de un conjunto de ilícitos”.

Haga click aquí para leer la entrevista completa en Demo Amlat

Lea más:   Gran Bretaña: Informe Bachelet demuestra que el pueblo venezolano merece un cambio urgente