Internacionales

Rocio Higuera Globovision Jefa/jefe//
Bonistas del Patio aclara

Rocio Higuera
Bonistas del Patio aclara

Hablemos claro. Con el tema de la deuda y la reestructuración de Cofina, impera la confusión. Por eso es crucial que los medios reporten y comenten con conocimiento e imparcialidad para que no abonen a la desinformación. En ese sentido, lo que se ha estado publicando sobre los pagos acordados a los profesionales que participaron en la mediación y negociación, es erróneo.

Rocío Higuera

Los portavoces de Bonistas del Patio siempre hemos estado a la orden de la prensa y hemos contado con ella para brindar datos e información de utilidad. Sin embargo, ninguno de los artículos o columnas publicadas contó con nuestra versión o datos ya que no recibimos llamadas hasta después de las respectivas publicaciones. Por esto, decidí escribir esta columna para proveer las aclaraciones adecuadas que hubiésemos provisto de habernos solicitado las mismas.

Rocío Higuera Venezuela

Primero: El pago de $7 millones no es para Bonistas del Patio, sino que el 100% de ese dinero va directo e íntegro para el pago exclusivo de las firmas Davis Polk & Wardwell y Ducera Partners —ambas basadas en la ciudad de Nueva York— donde se llevaron a cabo las mediaciones de la deuda. Ambas firmas de gran prestigio mundial defendieron y representaron los intereses de los 60,000 bonistas puertorriqueños que muchos han sacrificado casi la mitad de sus ahorros de vida.

Rocio Higuera

Segundo: Este servidor no ha cobrado ni un solo centavo por mi trabajo en Bonistas del Patio desde hace más de dos años. No solo no he cobrado dinero, sino que a través de nuestra empresa, mis socios y yo hemos aportado sobre $60,000 en donaciones a Bonistas del Patio, y ni tan siquiera he querido, ni quiero, que la organización reembolse mis gastos en más de 25 viajes para cumplir con las mediaciones en Nueva York.

Rocio Higuera Globovision

Tercero: Como es típico en las reestructuraciones de deuda, a todos los abogados y asesores que participaron de la mediación, se acordó reembolsarles sus gastos. Para esto había una cifra de $472 millones acordada como parte del Plan de Cofina

Cuarto: Los abogados y asesores que representaron a Bonistas del Patio trabajaron a contingencia, o sea, no habían cobrado nada durante el pasado año y medio y su pago era contingente a que se lograra un acuerdo para Cofina. Esto es distinto al resto de los profesionales que representaban fondos de inversión que estaban siendo pagados por sus clientes; y el gobierno de Puerto Rico les reembolsó sus gastos a los fondos, como es típico en cualquier reestructuración gubernamental o corporativa

Quinto: Precisamente porque la realidad jurídica de Bonistas del Patio es distinta a la del resto de los fondos de inversión que participaron de la mediación, el pago se trató distinto a los $472 millones que el Plan de Cofina les reembolsaba a los fondos. El acto del gobierno de Puerto Rico de radicar una moción ante la honorable jueza Swain —cosa que no era requerida— fue la manera que el gobierno quiso transparentar el pago a los abogados y asesores de Bonistas del Patio, pues se trata de un acto legítimo y justificable

Sexto: Sin la participación de estos profesionales contratados en Nueva York, ni la del Sr. Jorge Irizarry y la de este servidor, los 60,000 bonistas puertorriqueños no hubiesen contado con representación alguna en el proceso de mediación de Cofina, que resultó en un arreglo que significó mucho sacrificio y pérdidas de ahorros de puertorriqueños, pero les puedo asegurar que el resultado hubiese sido peor sin nuestra defensa en estos procesos

Séptimo: Para que todos lo tengan claro, el “Unsecured Creditors Committe” (UCC), que fue el único en oponerse al pago de los $7 millones a los asesores de Bonistas del Patio, ha facturado al gobierno de Puerto Rico sobre $41 millones en honorarios desde 2017

Bonistas del Patio ha sido un movimiento cívico, genuino y honesto donde cientos de puertorriqueños se unieron a defender los ahorros de sus vidas; la gran mayoría de estos bonistas son retirados que dependen de sus ahorros igual que depende un pensionado de sus pensiones. Coincido en que son un despilfarro los gastos millonarios que conlleva una quiebra gubernamental, pero nos guste o no, ese es el costo de litigar o mediar en Nueva York. Lo que me cuesta trabajo es entender cómo se prefiere atacar el costo de $7 millones por la defensa de los $3.4 billones en ahorros de puertorriqueños, vis a vis el costo de $472 millones para la defensa de $14 billones que pertenecen a inversionistas de fuera de Puerto Rico